Filosofia: Cioran - El Inconveniente de Haber Nacido - Parte 18 - (De l'inconvenient d'etre ne - 1973) - Links a las partes antecedidas

Posted by ricardo marcenaro | Posted in | Posted on 15:31


  Un pueblo sólo hace una revolución. Los alemanes nunca han reeditado la hazaña de la Reforma, o, mejor dicho, la han reeditado sin igualarla. Francia ha permanecido siempre tributaria del año 1789. Esto es cierto también para Rusia y para todos los países. Esa tendencia a plagiarse a sí mismos en materia de revoluciones es a la vez reconfortante y abrumadora.

     *

 Los romanos de la decadencia sólo apreciaban lo que más habían despreciado en tiempos de su vigor: el ocio griego (otium graecum).
 La analogía con las naciones civilizadas de hoy es tan flagrante que sería indecente insistir.

     *

 Alarico decía que un «demonio» lo empujaba contra Roma.
 Toda civilización extenuada espera a su bárbaro, y todo bárbaro espera a su demonio.

     *

 El Occidente: una podredumbre que huele bien, un cadáver perfumado.

     *

 Todos esos pueblos eran grandes porque tenían grandes prejuicios. Ya no los tienen. ¿Son todavía naciones? Todo lo más, multitudes disgregadas.

     *

 Los blancos merecen cada vez más el nombre de pálidos que les daban los indios en América.

     *

 En Europa la felicidad termina en Viena. Más allá, desde siempre, maldición tras maldición.

     *

 Los romanos, los turcos, los ingleses pudieron formar imperios duraderos porque, reacios a cualquier doctrina, no les impusieron ninguna a las naciones sojuzgadas. Nunca hubiesen logrado ejercer una hegemonía tan larga si hubiesen estado afectados por algún vicio mesiánico. Opresores inesperados, administradores y parásitos, señores sin convicciones, tenían el arte de combinar autoridad e indiferencia, rigor y descuido. Ese arte, secreto del verdadero señor, es el que les faltó a los españoles de antaño, tal es como les falta a los conquistadores de nuestro tiempo.

     *

 Mientras una nación conserva la conciencia de su superioridad, es feroz y respetada; en cuanto la pierde, se humaniza, y deja de ser tomada en cuenta.

  Cuando echo pestes contra nuestra época, me basta, para volverme a serenar, pensar en lo que ocurrirá, en la envidia retrospectiva de los que nos sigan. Por un lado pertenecemos a la vieja Humanidad, la que aún podría añorar el paraíso. Pero los que vengan después de nosotros ni siquiera tendrán el recurso de esta añoranza, pues ignorarán el concepto de paraíso, inclusive la palabra misma.

     *

 Mi visión del futuro es tan precisa que, si tuviera hijos, los estrangularía en el acto.

     *

 Cuando uno piensa en los salones berlineses de la época romántica, en el papel que tuvieron una Henriette Hertz o una Raquel Levin, en la amistad que unía a esta última con el príncipe heredero Luis Fernando, y se dice uno que, de haber vivido en este siglo, habrían perecido en alguna cámara de gas, no es posible dejar de considerar la creencia en el progreso como la más falsa y la más tonta de las supersticiones.

     *

 Hesiodo fue el primero en elaborar una filosofía de la historia. También él lanzó la idea de decadencia. ¡Qué luz hizo sobre el devenir histórico! Si, en el corazón de los orígenes, en pleno mundo poshomérico, estimaba que la Humanidad estaba en la Edad de Hierro, ¿qué hubiera dicho algunos siglos más tarde?, ¿qué diría hoy? Salvo en las épocas obnubiladas por la frivolidad o la utopía, el hombre siempre ha pensado que se encontraba en el umbral de lo peor. Sabiendo lo que sabía, ¿por qué milagro ha podida variar continuamente sus deseos y sus terrenos?

     *

 Cuando se introdujo la electricidad en mi pueblo natal, después de la guerra del catorce, primero se produjo un murmullo general, y después una desolación muda. Pero cuando la instalaron en las iglesias (había tres) todos se persuadieron de la llegada del Anticristo y del fin de los tiempos.
 Esos campesinos de los Cárpatos habían visto claramente, habían visto lejos. Ellos, que salían de la Prehistoria, sabían ya entonces lo que los civilizados empiezan a saber hoy.

     *

 A causa de mi prejuicio en contra de todo lo que termina bien, me vino el gusto por las lecturas históricas.

     *

 Las ideas no saben agonizar; mueren, claro está, pero sin saber morir, en tanto que un acontecimiento sólo existe en relación a su fin. razón suficiente para preferir la compañía de historiadores a la de filósofos.

     *

 Durante su célebre embajada en Roma, en el segundo siglo antes de nuestra era, Carnéades aprovechó para hablar el primer día a favor de la idea de justicia, y, el segundo, contra ella. A partir de ese momento la filosofía, hasta entonces inexistente en este país de sanas costumbres, empezó a hacer sus estragos. ¿Qué es, pues, la filosofía? El gusano en el fruto...
 Catón el Censor, que había asistido a las hazañas dialécticas del griego, se asustó y pidió al Senado que se diera satisfacción a los delegados de Atenas lo antes posible, tan peligrosa y dañina consideraba su presencia. La juventud romana no debía frecuentar espíritus tan disolventes.
 En el plano moral, Carnéades y sus compañeros eran tan temibles como los cartagineses en el militar. Las naciones en ascenso temen, sobre todo, la ausencia de prejuicios y de prohibiciones, el mismo impudor intelectual que constituye el atractivo de las civilizaciones agonizantes.

  Por haber salido victorioso en todas sus empresas, Hércules fue castigada. También Troya, demasiado feliz, hubo de perecer.
 Pensando en esta visión común a los trágicos, uno termina por considerar, aunque no quiera, que el mundo libre, colmado con todas las bendiciones, conocerá inevitablemente el destino de Ilión, pues la envidia de los dioses sobrevive a su desaparición.

     *

 «Los franceses no quieren trabajar, todos quieren escribir», me decía mi portera sin saber que estaba haciendo el proceso a las viejas civilizaciones.

     *

 Una sociedad está condenada cuando ya no tiene ferzas para ser obtusa. Con un espíritu abierto, demasiado abierto, ¿cómo podría protegerse de los excesos, de los riesgos mortales de la libertad?

     *

 Las disputas ideológicas alcanzan su paroxismo en los países donde se han provocado desafíos a causa de las palabras, donde se muere por ellas... en los países, en suma, donde se han conocido guerras de religión.

     *

 El pueblo que ha agotado su misión, es como un autor que se repite, o mejor, que ya no tiene nada que decir. Pues repetirse es demostrar que uno cree aún en sí mismo, en lo que ha sostenido. Pero una nación acabada ni siquiera tiene ya la fuerza de remachar sus lemas de antaño, los mismos que afirmaron su preeminencia y su esplendor.

     *

 El francés se ha convertido en una lengua provinciana. Los autóctonos se adaptan a ello. Sólo el advenedizo se encuentra inconsolable. Sólo él viste luto por el Matiz...

     *

 Al intérprete de los embajadores enviados por Jerjes para pedir a los atenienses la tierra y el agua, Temístocles le hizo condenar a muerte mediante un decreto aprobado por todos «por haber osado emplear la lengua griega para expresar las órdenes de un bárbaro».
 Sólo en la cima de su carrera puede un pueblo cometer una acción semejante. En cuanto deja de creer en su idioma y deja de pensar que es la forma suprema de expresión, la lengua por excelencia, ese pueblo decae, se encuentra fuera de circulación.





Filosofia: Cioran - El Inconveniente de Haber Nacido - Parte 18 - (De l'inconvenient d'etre ne - 1973) - Links a las partes antecedidas







Desgarradura:


El Inconveniente de Haber Nacido:




Ricardo M Marcenaro - Facebook

Blogs in operation of The Solitary Dog:

Solitary Dog Sculptor:
byricardomarcenaro.blogspot.com
Solitary Dog Sculptor I:
byricardomarcenaroi.blogspot.com/

Para:
comunicarse conmigo,
enviar materiales para publicar,
propuestas comerciales:
marcenaroescultor@gmail.com

For:
contact me,
submit materials for publication,
commercial proposals:
marcenaroescultor@gmail.com

My blogs are an open house to all cultures, religions and countries. Be a follower if you like it, with this action you are building a new culture of tolerance, open mind and heart for peace, love and human respect. Thanks :)


Mis blogs son una casa abierta a todas las culturas, religiones y países. Se un seguidor si quieres, con esta acción usted está construyendo una nueva cultura de la tolerancia, la mente y el corazón abiertos para la paz, el amor y el respeto humano. Gracias:)



(::)


Comments (0)

Publicar un comentario