Artículo: Ernesto Sábato - Ricardo Marcenaro bitacora - Ideas alrededor de un humano - 1 video - Fotos

Posted by ricardo marcenaro | Posted in | Posted on 18:32


Open your mind, your heart to other cultures
Abra su mente, su corazón a otras culturas
You will be a better person
Usted será una mejor persona
RM


Ernesto Sábato

Argentina

1911-2011




Sábato primero que todo y más allá de todo fue un artista, luego, como tal, hizo lo que su conciencia le dictó.

En todos los artículos que he leído en el diario La Nación, el peso de su figura pareciera volcado a su actuación política, debo decir que de lo escrito en su dedicación, este ha sido el artículo que más me ha gustado, exento de pretensiones, de alguien que verdaderamente lo ha tratado. (Magdalena Ruiz Guiñazú: http://www.lanacion.com.ar/1369657-un-hombre-justo-que-busco-la-verdad#lectores)
 

Ernesto Sábato junto a la estatua de Ceres - En el jardín de su casa

Recuerdo que leí el informe sobre ciegos en una sola noche, no podía dejarlo, no podía dormirme, la historia me arrastraba a las luces del otro día por pasillos húmedos y oscuros en el barrio de Belgrano, arrancado del mundo que miraba a los ciegos compasivamente, en una alusión que en el tiempo tomaría mucho más sentido aún.

El poder narrativo de Sábato es más que importante, no se preocupó de editar todos los años "una impactante historia nueva" para sacudir a los medios y a través de ellos al público y sus pares. Tuvo la necesidad de decir, de expresar sus puntos de vista.

Simplemente se dedicó a escribir poco (o lo que pudo) y bien, que es lo que tenía para decir y en la forma en que sentía que debía hacerlo, lo que supone muchísimo trabajo, sabemos lo autocrítico que fue con su obra y cómo Matilde salvó parte de ella de la basura.

1937. Reunión en el observatorio de La Plata. Al frente Sabato y Matilde.

Desde el comienzo tiene el mérito mayor de la valentía, su auspiciada preparación era para científico, becado, en el exterior, haciendo uso de la beca, revuelto su ser ya tocado por el arte y la literatura, que era a la vista del Dr. Houssay, su mentor, elegir el charlatanismo por el rigor de los hechos, según lo vería un “puritano” de las ciencias, como describe la situación Sábato a Houssay en testimonios dados.

Eso le costó, decidido a seguir su vocación, el retiro del saludo por años de Bernardo Houssay, premio nobel de medicina.


 Ernesto Sábato - 1938 a 1942
Colaboraciones en Anales de la Sociedad Científica Argentina

video


Ernesto Sábato - 1937
Cómo construí un telescopio de 8 pulgadas de abertura


A Sábato la decisión le costó la salud, la que tuvo que ir a repararse a la provincia de Córdoba, donde empezaría a edificar con las letras la obra inmensa basada en el peso de sus ideas e ideales, en la forma en que están dadas. Y así siguió siempre, obedeciendo a la inteligencia de su corazón, comportándose como una persona digna, no disfrazándose de digno, como hoy se ve cada vez más y por tantos.

Más allá que haya tenido una reunión con Videla, quienes ignoran contextos históricos seguramente se prenderán aquí para dar la nota que intente desmedrarlo.

Fue una persona muy incómoda para el régimen militar de aquel entonces, y si no se le tocó un pelo fue porque Sábato a esa altura del tiempo tenía un renombre mundial, políticamente, hubiera sido un desastre para la dictadura que le pasara algo, como a tantos les pasó.

Imperioso decir también que su voz no habrá estado más presente, aunque lo haya estado, dado la dificultad que había de exponer opiniones divergentes en la prensa de aquel tiempo, cerrada a hacerlo, cercada y amenazada en muchos casos, totalmente a favor del régimen dictatorial que vendría a "salvarnos de la lacra comunista", en otros.

Mismo régimen que ante el bloqueo norteamericano del Presidente Carter, quien actuó como el hombre justo que siempre así siempre trato de ser, quien fue de los presidentes de los Estados Unidos de Norteamérica, el que más tuvo una visión amistosa con el mundo, ese régimen del oprobio nuestro, comerciaba con Rusia, la potencia que detentaba las políticas que decían combatir. (La necesidad tiene cara de hereje, dirán algunos, Sábato seguro no)

 Ernesto Sábato 
Presentándole al Presidente Raúl Ricardo Alfonsín el Informe Conadep 
(Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas)


Fue la literatura, una llena de ideas humanitarias, la que hizo de Ernesto Sábato quien es, de ninguna manera su actuación política, aunque ella haya conducido también a su justa consideración de la mayoría nacional e internacional, es la literatura la que más allá de su muerte, rendida a lo expresado y a la forma con que lo hizo, la que hablará en presente en el futuro, ya selladas las oportunidades que en vida otorgó, lo que ya ocupa lugar en el pasado.

Abaddón el exterminador es un libro que recoge en un testimonio cierto la mentalidad juvenil de un sector de los muchachos jóvenes y adolescentes de los 70s, sus idearios de querer cambiar al mundo, orgullo que esa generación tiene, que luchó por sus ideales como los jóvenes están obligados a hacerlo, que fue, digámoslo ya, abusada, traicionada por tantos partidarios que abandonándolos, luego de haberles “hecho la cabeza”, los dejaron a merced de la muerte pudiéndolos haber salvado.

De un complejo elaborado técnico, apelando en el relato a capas diversamente ubicadas en el tiempo, construyendo con apuntes filosóficos, metafísicos, didácticos, de crítica literaria, fragmentando acciones que le permiten ir colocando su posición e ideario, como feliz culminación de una trilogía que con este último libro que escribió en 1974, cerraría todo lo que Sábato juzgó que tenía que decir en este campo.

Para Sábato, el hecho literario fue doloroso, escribió con dolor, imagino lo mucho que habrá padecido escribiendo, luchando sus ideas y tratando de defenderlas de la forma más íntegra y con estilo, con literatura que aspirara a las alturas a la vez que siendo, claro, llano, entendible para todos, fuera abarcadora, mérito grande viendo tanto autor cultógeno que en su miedo de parecer popular se encorseta en los laberintos amanerados del lenguaje, malográndose. 

No fue ese su estilo, nunca le salió así, el no podía ni quería ser un escritor de elites, hemos visto como en vida escapó de ellos y de sus círculos de favorecidos.

A propósito de esto y para que no parezca una alusión soterrada a Jorge Luis Borges, previniéndome de aquellos que no quieren entender, previsión totalmente inútil si es que así interpretan, pues a Borges de ninguna manera le cabe lo apuntado en el anterior dicho.

Borges o Sábato fue una especie de oposición paradigmática que en el sonsonete de las ideas generales y de la prensa machacó aburridamente un estado de cosas que en mi opinión revelan un fuerte infantilismo y un desconocimiento de ambas obras.

Ernesto Sábato niño

Nuestro amado país ha preferido atraparse en inmadurez, socialmente joven como es, blanco o negro, unitarios o federales, Peronistas o anti-peronistas, populares u oligárquicos, interior o porteños, Maradona o Messi, “se está con nosotros o contra nosotros” como dijera Videla en su tiempo y repitiera Kirchner en el suyo, por anotar solamente unas pocas situaciones que describan una parte de nuestra forma de ser como sociedad.

Ernesto Sábato
1929 
Nuevo bachiller

Aquí quiero sostener lo que pienso, yo digo, Sábato y Borges, que juntos componen no solo dos aspectos del hacer literatura, sino del ser, cada uno haciéndola y viviéndola a su modo, lo que eran, lo que cada uno haciendo pudo, sin disfraces.

Más allá que sus conductas o algún hecho de sus vidas nos pueda causar duda o reprobación (el que esté libre de culpas que se disponga a arrojar la primera piedra), a los artistas hay que juzgarlos por sus obras, Jacinto Chiclana me habla tanto de la “gente de las orillas” como los relatos de Sábato, que también da cuenta de ellos.

Esa dicotomía, esa oposición, es pueril.

Sea este entonces el tiempo que deje de marcar diferencias y comience a hacerlo con las confluencias, que es lo que más necesitamos para lograr una concordia que nos alimente en las riquezas ciertas que tenemos, en sus protagonistas notables que como en el caso las develan, y en los anónimos, en los del común, que es también fuente, para mejor honrar su memoria y mejor labrar: presente y futuro.

 Ernesto Sábato


A Sábato le debo un favor personal que me ayudó a esclarecer ideas en mi adolescencia, veía un reportaje por la TV que le hacía una periodista de quien recuerdo el nombre perfectamente, que queriéndose congraciar le largó un “Sábato, usted que es un hombre “tan” (remarcó en el tono) inteligente”... “Vea señorita (interrumpió de inmediato), la inteligencia no es una virtud en sí, los grandes cretinos son muy inteligentes”

En ese momento de mi vida, con una crisis de fe que me llevaba leyendo religiones comparadas, acercándome al universo del pensamiento de otros credos, alejándome de ellos y pensando en un Dios mente, endiosándola como hacía, torpe como la edad lo dictaba, Sábato me puso de un solo golpe de frase en la realidad, orientándome desde ese concepto básico, ya que esas palabras me removieron totalmente sacándome de laberintos banales e infantiles en los que podría haber quedado atrapado, demorándome.

Entonces, Sábato incidió en mi educación, toda la vida le agradeceré por el rescate que me hizo de ideas tan tontas por las que trataba de encaminarme, totalemnte verde e ignorante, como agradecido por todo lo que sus libros me enseñaron, como por el ejemplo que dio con su ética y moral alineadas en el campo de la actuación social.


En un club de barrio de su Santos Lugares amado se vela hoy a un gran hombre que eligió ese lugar consciente de su pequeñez, coincidente con sus convicciones filosóficas, las que hasta este día y por su voluntad, practicó, sellando así, en coherente amor, sus días.

Descanse en paz maestro, inmensas gracias.


Ricardo Marcenaro



Ernesto Sábato
Casa de los Sabato en Rojas 
Circa. 1923

Ernesto Sábato
Publicidad del comercio de la flia. 
Ciudad de Rojas - Provincia de Buenos Aires - Argentina
Circa. 1923

Ernesto Sábato
1934
Las críticas del señor Korn a la filosofía de Marx
Nueva revista

Ernesto Sabato y Oscar Dominguez 
1934
LITHOCHRONISME - Minotaure

Nota:
"En medio de la espantosa inestabilidad de esa época conocí a un personaje extraño, el gran pintor español, en realidad canario, Oscar Domínguez.(...)
En un tiempo se había dedicado a la investigación, dentro del dominio de la escultura, para obtener superficies "litocrónicas". Como yo venía de la física, inventé esa palabra que significa "petrificación del tiempo", broma que se me ocurrió basándome en la conocida yuxtaposición, hecha por Oscar, de la Venus de Milo con un violín. Le sugerí entonces la posibilidad de forrar la escultura con una fina y elástica tela para luego desplazar el violín en diferentes formas, y lograr así lo que él denominó en su jerga "anquietanz"
El texto completo salió en Minotaure, y quedó para mí como testimonio de un tiempo de crisis.
Sin embargo, Breton lo elogió con su acostumbrada solemnidad, sin advertir que era una mezcla de disparate y humor negro." Ernesto Sabato, Antes del Fin.

 

1939 
Ernesto Sabato y Oscar Dominguez 
LITHOCHRONISME. 
Minotaure
Lithochroniques




Artículo: Ernesto Sábato - Ricardo Marcenaro bitacora - Ideas alrededor de un humano - 1 video - Fotos





You have an alphabetical guide in the foot of the page in the blog: solitary dog sculptor
In the blog: Solitary Dog Sculptor I, the alphabetical guide is on the right side of the page
Thanks

Usted tiene una guía alfabética al pie de la página en el blog: solitary dog sculptor
En el blog: Solitary Dog Sculptor I, la guia alfabética está en el costado derecho de la página
Gracias




Ricardo M Marcenaro - Facebook

Blogs in operation of The Solitary Dog:

solitary dog sculptor:
http://byricardomarcenaro.blogspot.com

Solitary Dog Sculptor I:
http://byricardomarcenaroi.blogspot.com

Para:
comunicarse conmigo,
enviar materiales para publicar,
propuestas comerciales:
marcenaroescultor@gmail.com

For:
contact me,
submit materials for publication,
commercial proposals:
marcenaroescultor@gmail.com

Diario La Nación
Argentina
Cuenta Comentarista en el Foro:
Capiscum

My blogs are an open house to all cultures, religions and countries. Be a follower if you like it, with this action you are building a new culture of tolerance, open mind and heart for peace, love and human respect.

Thanks :)

Mis blogs son una casa abierta a todas las culturas, religiones y países. Se un seguidor si quieres, con esta acción usted está construyendo una nueva cultura de la tolerancia, la mente y el corazón abiertos para la paz, el amor y el respeto humano.

Gracias :)





Comments (0)

Publicar un comentario