Filosofia: Cioran - Desgarradura - Parte 11 - Esbozos del vertigo - Parte 5 del libro - Links a los 10 textos que anteceden

Posted by ricardo marcenaro | Posted in | Posted on 0:22










 Si me quedara ciego, lo que más sentiría es no poder volver a mirar hasta la idiotez el desfile de las nubes.

                                                              *

 Estar vivo no es normal, puesto que el ser vivo como tal no existe, no es verdaderamente real más que cuando está amenazado. La muerte no sería, a fin de cuentas, más que la interrupción de una anomalía.

                                                              *

 Según parece, un niño que no sonríe a los dos años y medio debe inspirar inquietudes. La sonrisa sería una señal de salud, de equilibrio. Es verdad que los locos, más que sonreír, ríen.

                                                              *

 Se vive en la mentira mientras no se ha sufrido. Pero cuando se comienza a sufrir, se irrumpe en la verdad únicamente para echar de menos la mentira.

                                                              *

 Ante este amontonamiento de tumbas, se diría que la gente no tiene más preocupación que morirse.

                                                              *

 Un desconocido quiere saber si sigo viendo a X. Le contesto que no y le doy las razones de mi alejamiento con tal precisión que, una vez despierto, me pregunto cómo es posible que soñando pueda exponerse una situación tan rigurosamente, mientras que todo lo demás está sumido en el desbarajuste, lo grotesco y la anarquía del sueño. Es la lógica del rencor, algo que desafía a todo, incluso al Caos.

                                                              *

 ¿Se puede tener carácter sin caer en el fanatismo? Por desgracia, la firmeza siempre desemboca en él. Hasta el "héroe" no es más que un fanático disfrazado.

                                                              *

 Sensaciones extrañas toda la mañana: ganas de manifestarme, de hacer proyectos, de decretar, de trabajar. Delirio, arrebato, embriaguez, bienestar irreprimible. Afortunadamente, la fatiga vino a calmarme, a llamarme al orden, a la nada de cada minuto.

                                                              *

 Lo peor no es el hastío, ni siquiera la desesperación, sino el encuentro de ambos, su colisión. ¡Sentirse aplastado entre los dos!

                                                              *

 ¿Soy un escéptico o un flagelante? No lo sabré nunca. Mejor así.

                                                              *

 Todo aquel que no logre morir joven dejará tras de sí una imagen caricaturesca de su orgullo.

                                                              *

 La desolación está tan ligada a lo que siento que adquiere la facilidad de un reflejo.

                                                              *

 "Atentar contra nuestros días" ‑qué expresión tan acertada. Eso es lo que poseemos, en efecto, días, y es lo único contra lo que podemos atentar.

                                                              *

 En el aburrimiento ordinario no se desea nada, ni siquiera se siente la curiosidad de llorar. Con el exceso de aburrimiento sucede todo lo contrario, pues ese exceso incita a la acción y llorar es una.

                                                              *

 En aquel puerto normando acababan de atrapar un gran pez llamado "Pez de luna", que habría sido arrastrado hasta allí por una corriente cálida, pues no vive en aquellas regiones. Tendido sobre el malecón se sacudió y se retorció, luego se calmó y dejó de moverse. Una agonía sin angustia, una agonía modelo.

                                                              *

 Si no existiera ese estupor abyecto que se siente frente a la muerte, sólo algunos desequilibrados resistirían al encanto que sin duda ella ejercería sobre todo individuo normalmente constituido.

                                                              *

 La teología distingue la gloria esencial de la gloria accidental. Nosotros conocemos y comprendemos solamente la segunda. Pero la otra es la única que importa.

                                                              *

 Todo proyecto es una forma encubierta de esclavitud.

                                                              *

 Resignarse o saltarse la tapa de los sesos es la alternativa ante la que nos encontramos en ciertos momentos cruciales de la vida. De todos modos, la única dignidad verdadera es la del excluido.

                                                              *

 Comencé a decaer cuando el éxtasis dejó de visitarme, cuando lo extraordinario salió de mi vida. En su lugar se instaló una extrañeza estéril y ansiosa que, corre a la larga, el peligro de desvalorizarse, de degradarse, de perderlo todo, hasta la ansiedad.

                                                              *

 Es falso que la idea de la muerte nos libere de los pensamientos ruines. Ni siquiera hace que nos sonrojemos de ellos.
 Nada nos corrige de nada. El ambicioso seguirá siéndolo hasta su último soplo de vida y perseguiría la fama y la fortuna aunque el planeta estuviese a punto de saltar en pedazos.

                                                              *




 En este momento estoy solo. ¿Podría desear algo mejor, existe dicha más intensa? Sí, la de oír, a fuerza de silencio, cómo se agranda mi soledad.

                                                              *

 Según la mitología sumeria, el diluvio fue el castigo que los dioses infligieron al hombre por el ruido que hacía ‑¡qué no daría yo por saber cuál será su recompensa por el estruendo actual!

                                                              *

 He dado tantas vueltas a la idea de la muerte que mentiría si dijera en que punto me encuentro respecto a ella. Lo único cierto es que me resulta imposible olvidarla, rumiar otra cosa...

                                                              *

 La timidez, fuente inagotable de desgracias en la vida práctica, es la causa directa y hasta única de toda riqueza interior.

                                                              *

 El hombre, "ex‑animal", pero animal todavía, es mejor y peor que el animal. El superhombre, si pudiera existir, sería mejor y peor que el hombre. Un indeseable, y de los más inquietantes, cuya llegada no podría esperarse sin ligereza.

                                                              *

 Es una locura apegarse a los seres y a las cosas, pero mayor aún lo es creer que uno puede desentenderse de ellos. Haber querido renunciar a toda costa y no ser más que un candidato permanente a la renuncia.

                                                              *

 Únicamente el boato verbal de la metafísica ‑cuando nos rebajamos a utilizarla‑ consigue poner de relieve a la existencia.
 En cuanto la consideramos sin ninguna clase de pompa ni de floritura queda reducida a un triste prodigio.

                                                              *

 La muerte es lo más sólido que hasta ahora ha inventado la vida.

                                                              *

 El momento crucial del drama histórico se encuentra fuera de nuestro alcance. Nosotros no somos más que los anunciadores, las trompetas de un Juicio sin Juez.

                                                              *

 El tiempo, cómplice de los exterminadores, destruye la moral. ¿Quién odia hoy a Nabucodonosor?

                                                              *
 Para que una nación destaque, es preciso que posea un nivel medio aceptable. Lo que llamamos civilización, o sencillamente sociedad, no es otra cosa que la excelente calidad de los mediocres que la componen.

                                                              *

 Torquemada era sincero, es decir, inflexible, inhumano. Los papas, corruptos, fueron caritativos, como todos aquellos a quienes se puede comprar.

                                                              *

 Las antiguas leyes de los judíos les prohibían predecir el futuro. Justa defensa. ¿Hubieran tenido fuerzas para seguir viviendo, para ser ellos mismos, para afrontar las sorpresas de un destino como el suyo, de haber previsto lo que les esperaba?

                                                              *

 "Las fuerzas no actúan de abajo arriba sino de arriba abajo", ha dicho un autor hermético.
 Tal vez sea cierto, pero en ningún caso eso podría aplicarse al desarrollo histórico, cuya ley es el anegamiento.

                                                              *

 Ningún sistema, ninguna doctrina basada en la acción puede invocar a Epicuro, adversario de toda perturbación, de toda promesa, de la ostentación que va unida a cualquier paso hacia adelante. Nadie le ha citado nunca en una barricada. Su posición es una posición de repliegue y si trató de reformar a los hombres fue para atraerlos más acá de lo que buscaban. El ha sido el más inflexible enemigo del ardor, el denunciador por antonomasia de lo Mejor y de lo Peor.

                                                              *

 Proverbio chino: "Cuando un solo perro ladra a una sombra, diez mil perros hacen de ella una realidad".
 A colocar en epígrafe de cualquier comentario sobre las ideologías.

                                                              *

 Poder contemplar el fin de una religión es un gran privilegio. Comparado con ello, ¿qué importancia tiene la desaparición de una nación o incluso de una civilización? Asistir al eclipse de un dios y de las barbaridades milenarias que ha provocado produce un júbilo que pocas generaciones, en el transcurso de los tiempos, han tenido el privilegio de conocer o de adivinar siquiera.

                                                              *

 Estamos condicionados, pero no somos autómatas. Somos más o menos libres en el interior de una fatalidad... imperfecta. Nuestros conflictos con los demás y con nosotros mismos abren una brecha en nuestra cárcel. Es cierto que existen grados de libertad, como de podredumbre.

                                                              *

 Darle a la vida más importancia de la que tiene es el error que cometen los regímenes en declive. El resultado es que nadie está dispuesto a sacrificarse por ellos, de ahí que se hundan tras los primeros golpes que reciben; y eso es más cierto aún de las naciones en general: en cuanto consideran la vida como algo sagrado, ésta les abandona, deja de estar de su parte.

                                                              *

 La libertad es un derroche, la libertad extenúa, mientras que la opresión produce una acumulación de fuerzas e impide el despilfarro de energía provocado por la capacidad del hombre libre de exteriorizar, de proyectar fuera de sí mismo lo que de bueno hay en él. Se comprende así por qué los esclavos siempre vencen al final. Los amos, desgraciadamente para ellos, se manifiestan, se vacían de su sustancia, se expresan: el ejercicio espontáneo de sus dones, de sus ventajas de toda índole, les reduce a sombras. La libertad les devora.

                                                              *

 Siervo, aquel pueblo edificó catedrales; emancipado, horrores solamente.

                                                              *

 El hombre es inaceptable.

                                                              *





 ¡Huir de los embaucadores, no proferir jamás un !

                                                              *

 Toda utopía en vías de realización se asemeja a un sueño cínico.

                                                              *

 Sólo son soportables las religiones ‑o las ideologías‑ superficiales. Desgraciadamente, la historia no cuenta con muchas.

                                                              *

 Fue con lágrimas, y no con agua, con lo que Prometeo mezcló la arcilla para modelar al hombre.
 ...Y se habla todavía, a propósito de la Antigüedad, de serenidad, vocablo que en ninguna época ha tenido el menor contenido.

                                                              *

 Cuando nos encaprichamos con causas perdidas llegamos a pensar que todas lo son, y no nos equivocamos completamente.

                                                              *

 "La vida de los locos es triste, agitada, se encuentra totalmente orientada hacia el porvenir" ‑esta frase de Séneca, citada por Montaigne, puede utilizarse para demostrar que la obsesión por el sentido de la historia es una fuente de anomalías: seguir su curso u oponerse a él es lo mismo, puesto que en ambos casos miramos hacia el futuro, como víctimas aquiescentes o morosas.

                                                              *

 Desde los tiempos más remotos, el hombre se aferra a la esperanza de una conflagración definitiva que le libraría, de una vez por todas, de la historia. Lo significativo es que lo haya deseado tan pronto, prácticamente en sus comienzos, cuando los acontecimientos no podían abrumarle demasiado. Debemos pensar que su terror ante lo que le reservaban los siglos era tan vivo, tan neto, que inmediatamente se trocó en certidumbre, en visión, en esperanza....

                                                              *

 "En mí existía el instinto de un desenlace fatal" ‑cualquiera tiene derecho a repetir estas palabras pronunciadas en Santa Elena: convienen incluso a la aventura humana en general, pues explican su carácter impuro y sus ambigüedades, lo vago y lo trágico, el avance jadeante, el camino hacia la última etapa, hacia el reino de las larvas y de los fantoches.

                                                              *

 Según Novalis, de nosotros depende que el mundo sea conforme a nuestra voluntad.
 Eso es exactamente lo contrario de lo que se puede pensar y sentir al final de una vida y, con mayor razón, al final de la historia...

                                                                           ***






 



Ricardo M Marcenaro - Facebook

Operative blogs of The Solitary Dog:

solitary dog sculptor:
http://byricardomarcenaro.blogspot.com

Solitary Dog Sculptor I:
http://byricardomarcenaroi.blogspot.com

Para:
comunicarse conmigo,
enviar materiales para publicar,
propuestas:
marcenaroescultor@gmail.com

For:
contact me,
submit materials for publication,
proposals:
marcenaroescultor@gmail.com

Diario La Nación
Argentina
Cuenta Comentarista en el Foro:
Capiscum

My blogs are an open house to all cultures, religions and countries. Be a follower if you like it, with this action you are building a new culture of tolerance, open mind and heart for peace, love and human respect.

Thanks :)

Mis blogs son una casa abierta a todas las culturas, religiones y países. Se un seguidor si quieres, con esta acción usted está construyendo una nueva cultura de la tolerancia, la mente y el corazón abiertos para la paz, el amor y el respeto humano.

Gracias :)



Comments (0)

Publicar un comentario