Filosofia: Cioran - Desgarradura - Parte 8 - Esbozos del vertigo - Parte 3 del libro - Links a los siete textos que anteceden

Posted by ricardo marcenaro | Posted in | Posted on 13:09






 En general, aceptamos sin demasiadas dificultades que nuestro tiempo se acaba; lo que nunca confesamos es que encontramos cierto placer en sobrevivirnos. Y esa satisfacción clandestina, repugnante, es sentida por más de un cuarto de la humanidad... Según algunos, negar el pecado original es una prueba de no haber tenido hijos.
 ... Yo no los he tenido, pero me basta recordar mis propias reacciones de niño para no albergar la menor duda sobre nuestra primera deshonra.

    *

 Un amigo mío, hipersensible, se extraña, incomprensiblemente ciego, de que su hijo presente síntomas inquietantes. Los delicados no deberían procrear o, si lo hacen, tendrían que saber hacia que clase de remordimientos se encaminan.

    *

 La vida es más y menos que el hastío, aunque podamos discernir su valor gracias a él. Cuando el hastío se infiltra en nosotros y caemos bajo su hegemonía secreta, todo lo demás nos parece insignificante. Seguramente podría decirse lo mismo del dolor. Pero el dolor se encuentra localizado, mientras que el hastío evoca un mal sin sede, sin soporte, sin nada excepto esa misma nada inidentificable que nos corroe. Corrosión pura cuyo efecto, imperceptible, nos metamorfosea lentamente en una ruina invisible para los demás y hasta para nosotros mismos.

    *

 Las obsesiones macabras no entorpecen la sexualidad. Ocurre más bien lo contrario. Se puede ver el mundo como un monje budista y demostrar al mismo tiempo cierto vigor. Esta extraña compatibilidad hace ilusoria la pretensión de realizarse a través del ascetismo.

    *

 Afortunadamente, nuestras dolencias nos preservan de los vértigos abstractos, convencionales, "literarios". A cambio, nos colman de vértigos propiamente dichos.

    *

 ¡Haber proferido más blasfemias que todos los demonios juntos y verse maltratado por los órganos, por los caprichos de un cuerpo, de un escombro!

    *
 Quien no haya sufrido no es un ser; es, todo lo más, un individuo.

    *

 Nos hacemos una idea elevada de nosotros mismos en los intervalos en los que desdeñamos a la Muerte; en cambio, cuando la miramos con la abyección del espanto, somos más auténticos, más profundos, como sucede siempre que rechazamos la filosofía, la afectación, la mentira.

    *

 Una amiga, a la que encontré mientras paseaba, intentaba convencerme de que lo "divino" se encuentra en todas las criaturas, sin excepción. "¿También en ésa?", le repliqué, señalando a una paseante de aspecto intolerablemente vulgar. No supo qué responder. Hasta tal punto es cierto que la teología y la metafísica abdican ante la autoridad del detalle mezquino.

    *

 Todos los gérmenes, buenos y malos, están en nosotros, salvo el de la renuncia. ¿Qué tiene de extraño que nos aferremos espontáneamente a las cosas y tengamos necesidad del heroísmo para efectuar el movimiento inverso? Si hubiésemos recibido el don de la renuncia no habríamos tenido que hacer más esfuerzo que el de condescender a existir.

    *

 Tomar partido o no, abrazar una doctrina o condenarlas todas en bloque: el mismo orgullo en ambos casos, con la diferencia de que el riesgo de sonrojarse de uno mismo es mucho mayor en el primero que en el segundo, ya que la convicción es la causa de casi todos los extravíos y de casi todas las humillaciones.

    *

  Su libro es un libro fallido.

  Seguramente, pero olvida usted que yo lo he querido así y que sólo de ese modo podía resultar logrado.

    *

 Morir a los sesenta o a los ochenta años es más duro que a los diez o a los treinta. Ser adicto a la vida, ese es el quid; pues la vida es el mayor vicio que existe. Lo cual explica el trabajo que cuesta deshacerse de ella.

    *

 Cuando, inexplicablemente, me siento contento de todo, hasta de Dios y de mí mismo, me comporto como quien, un día radiante, se inquietara porque el sol va a estallar dentro de miles de millones de años.

    *

 "¿Qué es la verdad?" es una cuestión fundamental. Pero ínfima comparada con: "¿Cómo soportar la vida?" La cual palidece al lado de ésta: "¿Cómo soportarse?"  Esa es la pregunta capital a la que nadie puede responder.

    *

 ¿Qué clase de olvido hizo que me pusiera a contarle a aquel enfermo tan grave uno de mis paseos por el cementerio de Passy y la conversación que mantuve allí con el sepulturero de servicio? A mitad de una broma me detuve en seco, lo cual no hizo más que acentuar la inconveniencia de mi cháchara. Este género de temas sólo puede abordarse en la mesa, cuando se festeja algo y se necesitan algunas alusiones fúnebres para abrir el apetito.

    *

 Los únicos instantes que merecerían sobrevivir al hundimiento de nuestra memoria son aquellos en los que no podemos perdonarnos el hecho de no ser ni el Primero ni el Ultimo.

    *

 Quienes reprocharon a aquel filósofo que pusiera su nombre bajo protestas contradictorias, que firmara al mismo tiempo o sucesivamente a favor de partidos, ejércitos o tesis en conflicto, sin tener en cuenta sus propias opciones, olvidaban que la filosofa debería ser precisamente eso. ¿De qué sirve dedicarse a ella si no es para comprender las razones de los demás? Entre dos enemigos que combaten es dudoso que sólo uno de ellos esté en lo cierto. Cuando se escucha con buena fe a uno y a otro, no queda más remedio que inclinarse ante las evidencias de cada uno, corriendo el riesgo de parecer una veleta, de ser, en suma, demasiado filósofo.

    *

 ¿Qué pensar de los demás? Cada vez que conozco a alguien me hago esta pregunta. Tan extraño me parece que existamos y que aceptemos existir.

    *

 En el Jardin des Plantes contemplo largamente los ojos de un cocodrilo, su mirada inmemorial. Lo que me seduce de los reptiles es ese alelamiento impenetrable que los emparenta con las piedras: se diría que vienen de antes de la vida, que la precedieron sin anunciarla, que huían de ella...

    *

 "¿Qué es el mal? Lo que se hace para conseguir un instante de felicidad en este mundo."

 Abhidarmakosavyakhya

 Era necesario un título como este para poder tragar semejante respuesta.

    *

 En el Infierno, el círculo menos poblado, pero más difícil de soportar, debe ser aquel en el que no se puede olvidar el Tiempo ni un sólo instante.

    *

 "No tiene importancia saber quién soy puesto que un día no seré"  Esto es lo que deberíamos responder a quienes se preocupan por nuestra identidad y desean encerrarnos a toda costa en una categoría o en una definición.

    *

 Todo es nada, incluso la conciencia de la nada.

    *

 Ese pueblo misterioso, profundo, complicado, incomprensible, que ha sobresalido y sobresale en todo, hasta en su ocaso, tendrá un final digno de él y conocerá calamidades de las que no deberá ruborizarse.

    *

 Se ha criticado a Homero (el propio Heráclito sostuvo que merecía el látigo) porque no se andaba con rodeos, porque sus dioses, al igual que los mortales, actuaban como verdaderos canallas. La filosofía no les había hecho aún decentes, anémicos, blandos. Jóvenes, vivos y bien vivos, compartían con los humanos su pasión por lo nefasto. Según demuestra la historia, lo que más se debe temer es la aurora de una mitología. Lo ideal serían dioses fatigados y eternos. Por desgracia, cuando llegan al estadio en el cual el cansancio sucede a la ferocidad, no sobreviven mucho tiempo. Otros, vigorosos e inclementes, les reemplazan. De esta manera vamos indefinidamente de lo apacible a lo siniestro, del reposo a la epopeya.

    *

 ¡Abominable Clío!

    *

 No es en absoluto desoladora la idea de que nadie recordará el accidente que hemos sido, de que no subsistirá la menor huella de ese yo anhelante de suplicios que ningún torturador se hubiera atrevido a soñar jamás.

    *

 ¡Ser incapaz de vivir en cada instante, no poder vivir más que en el porvenir o en el pasado, en la ansiedad o en la nostalgia! Los teólogos son categóricos: esa es la condición, la definición misma del pecador. Un hombre sin presente.

    *

 Todo cuanto ocurre es a la vez natural e inconcebible.
 Conclusión que se impone tanto si consideramos los grandes acontecimientos como los pequeños.

    *

 Despertarse cada mañana con el ánimo de un republicano al día siguiente de Farsalia.

    *

 Un asco, un asco  para perder el uso de la palabra y hasta de la razón.
 La mayor proeza de mi vida es hallarme todavía vivo.

    *

 Si las olas reflexionaran, creerían que avanzan, que tienen un objetivo, que progresan, que trabajan para el bien del Mar, y llegarían a elaborar una filosofía tan necia como su obstinación.

    *

 Si poseyéramos una percepción infalible de lo que somos, tendríamos justo el valor de acostarnos, pero no el de levantarnos.

    *

 Durante toda mi vida he luchado conmigo mismo con la única intención de dejar de hacerlo. Resultado: ninguno.
 Dichosos quienes ignoran que madurar es asistir al empeoramiento de las propias incoherencias y que ese es el único progreso del que deberíamos poder jactarnos.

    *

 Todo lo que he abordado, todo aquello sobre lo que he escrito a lo largo de mi existencia, es indisociable de lo que he vivido. No he inventado nada, he sido solamente el secretario de mis sensaciones.










Ricardo M Marcenaro - Facebook

Operative blogs of The Solitary Dog:

solitary dog sculptor:
http://byricardomarcenaro.blogspot.com

Solitary Dog Sculptor I:
http://byricardomarcenaroi.blogspot.com

Para:
comunicarse conmigo,
enviar materiales para publicar,
propuestas:
marcenaroescultor@gmail.com

For:
contact me,
submit materials for publication,
proposals:
marcenaroescultor@gmail.com

Diario La Nación
Argentina
Cuenta Comentarista en el Foro:
Capiscum

My blogs are an open house to all cultures, religions and countries. Be a follower if you like it, with this action you are building a new culture of tolerance, open mind and heart for peace, love and human respect.

Thanks :)

Mis blogs son una casa abierta a todas las culturas, religiones y países. Se un seguidor si quieres, con esta acción usted está construyendo una nueva cultura de la tolerancia, la mente y el corazón abiertos para la paz, el amor y el respeto humano.

Gracias :)





Comments (0)

Publicar un comentario