Filosofia: Cioran - El Inconveniente de Haber Nacido - Parte 23 - (De l'inconvenient d'etre ne - 1973) - Links

Posted by ricardo marcenaro | Posted in | Posted on 18:10





  «No hay nada que hacer», respondía la nonagenaria a todo lo que yo le decía, a todo lo que vociferaba a sus oídos sobre el presente, el futuro, el cauce de los acontecimientos...
 Con la esperanza de arrancarle alguna otra respuesta, continuaba yo con mis temores, mis agravios y mis quejas. Al no obtener de ella más que el sempiterno «no hay nada que hacer», terminé por hartarme y me fui irritado contra mí y contra ella. ¡Vaya idea la de abrirse a una imbécil!
 Pero ya en la calle, cambio total. «La vieja tiene razón. ¿Cómo no me di cuenta de inmediato que su estribillo encerraba una verdad, la más importante sin duda, puesto que todo lo que sucede la proclama y todo en nosotros la rechaza?»


 X

 Dos clases de intuición: las originales (Homero, Upanishades, folklore), y las tardías (budismo Mahâyâna, estoicismo romano, gnosis alejandrina). Destellos primigenios y resplandores extenuados. El despertar de la conciencia, y la lasitud de estar despierto.

     *

 Si es verdad que lo que perece no ha existido jamás, el nacimiento, fuente de lo perecedero, tiene tan poca existencia como el resto.

     *

 ¡Cuidado con los eufemismos! Agravan el horror que se supone deben disfrazar.
 En lugar de fallecido o de muerto, emplear desaparecido, me parece grotesco, o sea insensato.

     *

 Cuando el hombre olvida que es mortal se siente empujado a hacer grandes cosas, y a veces lo logra. Este olvido, fruto de la desmesura, es al mismo tiempo la causa de sus desgracias. «Mortal, piensa como mortal.» La Antigüedad inventó la modestia trágica.

     *

 De todas las estatuas ecuestres de emperadores romanos, sólo sobrevivió a las invasiones bárbaras y a la erosión de los siglos la de Marco Aurelio, el menos emperador de todos y al que le hubiera dado lo mismo cualquier otra posición.

     *

 Habiéndome levantado con serios proyectos en la mente, estaba convencido de que iba a trabajar toda la mañana. Apenas me había instalado frente a la mesa y el odioso, infame, estribillo: «¿Qué has venido a buscar en este mundo?», vino a romper mi impulso. Y volví al lecho, como de costumbre, con la esperanza de encontrar al respuesta, a más bien de volverme a dormir.

     *

 Se opta y se toman resoluciones mientras se atiene uno a la superficie de las cosas; en cuanto se va al fondo, ya no es posible optar ni resolver, ya sólo se puede echar de menos la superficie...

     *

 El temor a ser engañado es la versión vulgar de la búsqueda de la Verdad.

     *

 Cuando uno se conoce bien, si no se desprecia totalmente es porque está demasiado cansado como para entregarse a sentimientos extremos.

     *

 Es esterilizante seguir una doctrina, una creencia, un sistema, sobre todo para un escritor, a menos que viva, como a menudo ocurre, en contradicción con las ideas que proclama. Esta contradicción, o esta traición, le estimula y le mantiene en la inseguridad, la molestia y la vergüenza, condiciones propicias para la producción.

     *

 El Paraíso era el lugar donde todo se sabía pero nada se explicaba. El universo anterior al pecado, anterior al comentario...

     *

 No tengo fe, afortunadamente. Si la tuviera, viviría con el temor constante de perderla. Así, lejos de ayudarme, no haría más que dañarme.



 Un impostor, un mistificador consciente de serlo, es decir espectador de si mismo, está necesariamente más avanzado en el conocimiento que un espíritu tranquilo, lleno de méritos y de una sola pieza.

     *

 Cualquiera que posea un cuerpo tiene derecho al título de réprobo. Si, además, está aquejado de un «alma», no hay anatema al que no pueda aspirar.

     *

 Frente a alguien que ha perdido todo, ¿qué lenguaje emplear? El más vago, el más difuso será siempre el más eficaz.

     *

 Supremacía del lamento: las acciones que no llevamos a cabo forman, por el hecho de perseguirnos y de hacernos pensar en ellas sin cesar, el única contenido de nuestra conciencia.

     *

 A veces uno quisiera ser caníbal, no tanto por el placer de devorar a fulano o a mengano como por el de vomitarlo.

     *

 Cuando alguien se queja de que su vida no ha tenido éxito, basta recordarle que la vida misma está en una situación análoga, si no peor.

     *

 No querer ya ser hombre... soñar con otra forma de disminución.

     *

 Cada vez que me encuentro en un momento decisivo, lo mejor es acostarse y dejar pasar las horas. Las resoluciones que se toman de pie no valen nada: están dictadas o por el orgullo o por el miedo. Acostados, también existen estas dos calamidades, pero bajo una forma más atenuada, más intemporal.

     *

 Cuando alguien se queja de que su vida no ha tenido éxito, basta recordarle que la vida misma está en una situación análoga, sino peor.

     *

 Las obras mueren; los fragmentos, como no han vivido, no pueden morir.

     *

 El horror ante lo accesorio me paraliza. Ahora bien, lo accesorio es la esencia de la comunicación (por lo tanto, del pensamiento), es la carne y la sangre de la palabra y de la escritura. Querer renunciar a ello es tanto como fornicar con un esqueleto.

     *

 La satisfacción que se obtiene al cumplir con una tarea (sobre todo cuando uno no cree en ella y que incluso la desprecia), muestra bien hasta qué punto pertenece uno, a la turba.

     *

 Mi mérito no estriba en ser totalmente ineficaz, sino en haberme querido así.

     *

 Si no reniego de mis orígenes es porque vale más, en definitiva, no ser nada que parecido a algo.

     *

 El hombre es un robot con fallos, un robot loco mezcla de automatismo y de capricho. Con tal de que se quede así y no lo reparen
     *

 Lo que cada cual espera desde siempre, tenga o no paciencia, es evidentemente la muerte. Pero sólo lo sabe cuando llega... cuando ya es demasiado tarde para gozar de ella.

     *

 Seguramente el hombre empezó a rezar mucho antes de haber aprendido a hablar, porque ¿cómo hubiera podido soportar las angustias que debió conocer al abandonar, al renegar de la animalidad, sin gruñidos y sin gemidos, prefiguraciones, signos precursores de la plegaria?

     *

 En arte, como en todo, el comentador está generalmente más prevenido y es más lúcido que el comentado. Es la ventaja del asesino sobre la víctima.

     *

 «Demos gracias a los dioses por no retener a nadie a la fuerza en la vida.»
 Séneca (cuyo estilo, según Calígula, carece de cimiento) está abierto a lo esencial, y ello no tanto a causa de su afiliación al estoicismo como a su exilio de ocho años en Córcega, particularmente salvaje en aquellas épocas. Esta experiencia confirió a un espíritu frívolo una dimensión que normalmente no hubiese adquirido. Le dispensó de la ayuda de una enfermedad.
 
 



Este instante, mío aún, se desvanece, se escapa, se hunde. ¿Voy a exponerme al siguiente? Me decido: helo aquí, me pertenece y ya está lejos. Desde la mañana hasta la noche, fabricar pasado.

     *

 Después de haber intentado todo inútilmente por el lado de los místicos, no le quedaba más que una salida: zozobrar en la sabiduría...

     *

 En cuanto nos planteamos preguntas llamadas filosóficas utilizando su inevitable jerga, adquirimos un aire de superioridad, agresivo, y eso en un dominio en el que, siendo lo insoluble la tónica, la humildad también debería serlo. Esta anomalía es sólo aparente. Mientras más talla tienen las preguntas que se abordan, más se pierde la cabeza: uno termina por prestarse a sí mismo las dimensiones que ellas poseen. Sí el orgullo de los teólogos es aún más «apestoso» que el de los filósofos, es porque no se ocupan impunemente de Dios: terminan por arrogarse algunos de sus atributos, los peores, se entiende.

     *

 En paz consigo mismo y con el mundo, el espíritu se marchita. En cambio, se expande frente a la menor contrariedad. El pensamiento no es, en suma, más que la explotación desvergonzada de nuestros malestares y desgracias.

     *

 Este cuerpo, antaño fiel, me repudia, ya no me sigue, ha dejado de ser mi cómplice. Rechazado, traicionado, abandonado, ¿qué sería de mí sin esos viejos padecimientos que manifiestan su lealtad y vienen a hacerme compañía a todas horas del día y de la noche?

     *

 Las gentes «distinguidas» no inventan en cuestión de lenguaje. Por el contrario, sobresalen todos los que por fanfarronería improvisan o se enlodan en una vulgaridad teñida de emoción. Son naturalezas fuertes, viven a ras de las palabras. ¿Será el genio verbal la herencia de los lugares de baja estofa? En todo caso, exige un mínimo de porquería.

     *

 Uno debería conformarse con un solo idioma y profundizar cada vez más en su conocimiento. Para un escritor, charlar con una portera es mucho más provechoso que conversar con un sabio en una lengua extranjera.

     *

 «... el sentimiento de ser todo y la evidencia de no ser nada.» La casualidad me hizo encontrar en mi juventud este fragmento de frase. Me trastornó. Todo lo que entonces sentía, y lo que habría de sentir después, se encontraba recogido en esa extraordinaria fórmula banal, síntesis de dilatación y de fracaso, de éxtasis y de callejón sin salida. A menudo es de una perogrullada, y no de una paradoja, de donde surge una revelación.

     *

 La poesía excluye cálculo y premeditación: es inconclusión, presentimiento, abismo. Ni geometría ronroneante, ni sucesión de adjetivos exangües. Todos estamos demasiado heridos y demasiado decaídos, demasiado fatigados, y somos demasiado bárbaros en nuestra fatiga como para encima apreciar el virtuosismo.

     *

 No es posible prescindir de la idea de progreso, y, sin embargo, no merece la pena. Es como el «sentido» de la vida. Es necesario que la vida tenga uno. ¿Acaso existe uno solo que, examinado, no se revele irrisorio?

     *

 Árboles asesinados. Surgen casas. Hocicos, hocicos por todas partes. El hombre se extiende. El hombre es el cáncer de la Tierra.
 


Desgarradura:


El Inconveniente de Haber Nacido:






Filosofia: Cioran - El Inconveniente de Haber Nacido - Parte 23 - (De l'inconvenient d'etre ne - 1973) - Links





Ricardo M Marcenaro - Facebook
Blogs in operation of The Solitary Dog:

Solitary Dog Sculptor:

 byricardomarcenaro.blogspot.com
Solitary Dog Sculptor I:
 
byricardomarcenaroi.blogspot.com/

Para:
comunicarse conmigo
marcenaroescultor@gmail.com

For:
contact me
marcenaroescultor@gmail.com

My blogs are an open house to all cultures, religions and countries. Be a follower if you like it, with this action you are building a new culture of tolerance, open mind and heart for peace, love and human respect. Thanks :)


Mis blogs son una casa abierta a todas las culturas, religiones y países. Se un seguidor si quieres, con esta acción usted está construyendo una nueva cultura de la tolerancia, la mente y el corazón abiertos para la paz, el amor y el respeto humano. Gracias:)



(::)


Comments (0)

Publicar un comentario